Inscríbete: Entradas | Comentarios | Email

ESMERALDA CASTILLO RINCON

0 comentarios
ESMERALDA CASTILLO RINCON

esmeralda

Esmeralda, de 14 años de edad y originaria de Ciudad Juárez, Chihuahua, el 19 de mayo de 2009, alrededor de las 12:30 horas, salió de su casa, (ubicada en la colonia Altavista), con rumbo a su escuela, la Secundaria Técnica 78. Jamás llegó a su destino y tampoco a la casa de su hermana mayor, con quien solía alojarse, después de sus clases al percatarse los padres de su ausencia, decidieron ir a la procuraduría para levantar la denuncia de desaparición, y se encontraron con el primer obstáculo, pues tendrían que esperar 48 horas, para que les fuera aceptada la denuncia de ausencia o desaparición, y con ello comenzar una búsqueda, desde ese momento y hasta la fecha los señores castillo no han descansado en su búsqueda  también evidenciar las anomalías y el escaso trabajo de las autoridades para encontrar a Esmeralda, pues son ellos, y no las autoridades a cargo, quienes diariamente recorren las calles de la cuidad “repartiendo pesquisas, hablando con los medios de comunicación, apoyando a otros familiares de mujeres desaparecidas y haciendo hasta lo imposible por encontrarla”

En el 2012 se interpuso una denuncia en la PGR y en el 2014 salió la recompensa de 1,500 mil pesos.

En 2013 se localizaron en el arroyo del Navajo restos humanos y casi dos años después, enero del 2015, se les informó a los padres, que uno de esos restos (un fragmento de tobillo) pertenecían a Esmeralda, para así cerrar el caso, más los padres se negaron a aceptar que está muerta e incluso que fuera la tibia de su hija.

El 1 agosto de 2015, se realiza un nuevo rastreo en Arroyo del Navajo, cerca del ejido del Porvenir, Municipio Praxedis G. Guerrero, el rastreo fue solicitado por los padres de Esmeralda, José Luis Castillo y Martha Rincón, en el cual se encontraron 11 restos óseos de humanos y todavía esperamos los resultados.

En enero 2016 José Luis Castillo y su esposa Martha, cambiaron de estrategia de búsqueda, ahora dan charlas de prevención en escuelas. Informamos a las y los jóvenes escuchan de nosotros la historia, ven el rostro de Esmeralda y también hacen conciencia de que deben cuidarse”.