Inscríbete: Entradas | Comentarios | Email

Continúa búsqueda de Karla Romero Tezmol

0 comentarios


Tlaxcala tarda 21 días en emitir alerta por niña raptada en corredor de la trata

0 comentarios
Tlaxcala tarda 21 días en emitir alerta por niña raptada en corredor de la trata

Karla Romero Tezmol fue raptada el 13 de enero pasado, cuando regresaba de la escuela en el municipio de San Pablo del Monte, en Tlaxcala, de acuerdo con su madre.

Fuente: Animal Político

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Tlaxcala emitió la Alerta Amber para la búsqueda a nivel nacional de la niña Karla Romer Tezmol, de 11 años de edad, quien fue raptada en el camino de la casa a su escuela, el pasado 13 de enero.

La Alerta Amber fue emitida durante la tarde del jueves 4 de febrero, 21 días después de que la desaparición de la niña fue reportada por sus familiares.

Esta niña desapareció en el municipio de San Pablo del Monte, identificadopor la Comisión Nacional de Derechos Humanos como parte del corredor de la trata, desde donde niñas y mujeres son traficadas hacia Puebla, Veracruz, Guanajuato, Morelos, DF e, incluso, Arizona y Nueva York, sólo por citar algunos puntos geográficos en donde han sido rescatadas víctimas.

Tal como narró Olga Tezmol, madre de Karla, al día siguiente de su desaparición recibieron una llamada telefónica anónima, en la que les exigían pagar una suma de dinero por su recuperación o, de lo contrario, la niña sería trasladada a Estados Unidos.

Aún cuando la desaparición y la posterior llamada fueron reportados de manera inmediata a las autoridades, la Procuraduría de Justicia del Estado de Tlaxcala se negó a iniciar una averiguación formal, así como a emitir la Alerta Amber, para la búsqueda nacional de la pequeña Karla.

En la Procuraduría estatal, narró la señora Olga, “me dicen que mi hija va a regresar, que se fue con el novio, o que se fue por mi culpa, porque era víctima de violencia. Y ambas cosas son falsas”.

Desde la desaparición de la menor, su familia ha recibido seis llamadas anónimas, en una de las cuales se les informó que Karla estaba siendo prostituida en la “zona de hoteles de Puebla”, particularmente los ubicados en la calle 14 Poniente (dentro de la zona de tolerancia ubicada en el centro de la capital poblana).La menor Karla Romero Tezmol, de 11 años, desapareció el pasado 13 de enero. // Foto: Especial.
La menor Karla Romero Tezmol, de 11 años, desapareció el pasado 13 de enero. // Foto: Especial.

Sin embargo, abundó la madre, la Procuraduría de Justicia de Tlaxcala se negó a investigar el origen o la veracidad de estas llamadas: tanto de aquellas en las que les exigían el pago de un rescate, como la llamada en la que se recomendaba enfocar la búsqueda en Puebla.

Acompañada de Norma Andrade –activista y mamá de Alejandra García, una joven raptada y asesinada en Ciudad Juárez, en 2001–, la señora Olga Tezmol denunció también que, en reunión con la titular de la Procuraduría estatal,Alicia Fragoso, ésta la advirtió que no debía dar a conocer públicamente la desaparición de su hija. “Me dijo que supiera yo manejar esto, y que si yo quería periodistas, que la Procuraduría no iba a atender nada de esto, porque la prensa amrillista entorpece su averiguación”.

Siguiendo esta indicación, la familia de Karla decidió no difundir la desaparición de su hija, silencio que mantuvieron durante 20 días, durante los cuales, subrayaron, las autoridades tlaxcaltecas no realizaron ninguna acción concreta para la búsqueda de la menor.

Por esa razón, la familia de Karla decidió rompieron este silencio el pasado jueves 4 de febrero, fecha en la que convocaron a una conferencia de prensa en la que denunciaron su situación.

Sólo después de que la familia hizo pública la respuesta omisa de la Procuraduría de Tlaxcala, esta institución aceptó emitir la Alerta Amber, aunque han pasado ya 21 días desde que Karla fue raptada.

Miriam Pascual, integrante del Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia AC –que brinda acompañamiento a la señora Olga Tezmol–, explicó que la negativa inicial de las autoridades de Tlaxcala a emitir la Alerta Amber trajo como consecuencia un retraso injustificable en el inicio de la búsqueda.

Asimismo, destacó que la resistencia a emitir la Alerta Amber es una forma común de las autoridades tlaxcaltecas de responder ante casos de desaparición de menores, con el objetivo de ocultar la grave problemática de trata de personas que sufre esta entidad.

Si posees información que ayude a localizar a Karla Romero Tezmol, puedes comunicarte al teléfono 01800 -008-5400.


¿Dónde está Karla Romero Tezmol?

0 comentarios


Niña de 11 años desaparece en Tlaxcala

0 comentarios
Niña de 11 años desaparece en Tlaxcala

PGJ no investiga posible delito de trata porque asegura “que se fue con el novio”

Por:  / 5 febrero, 2016

A más de 20 de días de los hechos, Olga Tezmol Juárez, madre de la menor desaparecida, denunció la actitud negligente y omisa por parte de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Tlaxcala en torno al caso. Manifestó que esta institución no ha emprendido una investigación seria de los hechos, a pesar que hay indicios que la menor podría ser víctima de trata.

Tezmol Juárez explicó que a más de tres semanas, la PGJ del estado se ha negado a activar la Alerta Amber, a pesar que el protocolo para atender esta clase de casos mandata la puesta en marcha de la herramienta. Además que las autoridades han tratado de involucrar a los familiares -concretamente a la madre y padre- como responsables del crimen.

Las irregularidades por parte de la PGJ de Tlaxcala para investigar el caso se presentaron desde el momento en que la madre de la víctima presentó la denuncia. De acuerdo con Olga Tezmol las autoridades no iniciaron una averiguación previa por los hechos y sólo se limitaron a emitir un acta circunstanciada.

“Me traen de vueltas, de aquí para allá. Me dicen que hasta yo estoy como sospechosa de la desaparición. A más de 20 días me dicen que no hay pistas, que no tienen nada”, dijo la madre de Karla.

La señora Tezmol Juárez expuso que desde el 13 de enero ha recibido una serie de llamadas telefónicas, en donde se le advierte que Karla Romero Tezmol está siendo explotada sexualmente en el estado de Puebla. Sin embargo, dijo, las autoridades de la PGJ de Tlaxcala han desestimado esta información, omitiéndola como una posible línea de investigación.

“He recibido llamadas y todo se los he comunicado a los policías responsables; me dicen que cualquier llamada que reciba, que se los diga, pero voy con los comandantes y ellos dicen que es extorsión, que no me preocupe y que no haga caso. Aun así me dicen que no tienen nada que no hay pistas”, comentó.

De manera detallada, dijo que en la última llamada -que se presentó el pasado 2 de febrero- una voz de mujer le indicó que buscara a su hija en la Calle 14 Sur del municipio de Puebla, específicamente en un hotel llamado “Río”.

En este sentido, explicó que a pesar de estas llamadas que advierten del delito de trata, la PGJ de Tlaxcala ha tomado como hipótesis principal del caso que Karla Romero Tezmol huyó de su casa en compañía de su novio. En lo referente, señaló que la titular de la PGJ de la entidad, Alicia Fragoso Sánchez, ha sugerido que la niña se fue por su propia voluntad “y que ya cuando se le pase el capricho”, regresará a su hogar.

“Vengo a exigir justicia para que se encuentre a mi hija con vida, ya que no se me ha atendido como se debe. En lugar de ponerse a investigar,  lo que me dicen es que mi hija va a regresar, que por ahí ha de tener un amorcillo escondido con el que se fue y que cuando se le pase el capricho regresará.

“Pedimos la Alerta Amber, y me dijeron que no es tan fácil de activar. Recientemente me dicen que ya está activada, pero no es verdad, sólo han activado una prealerta, que quiere decir que para las autoridades mi hija sigue en Tlaxcala, pero eso quién me lo puede asegurar”, dijo.

Por otro lado denunció que ha existido intimidación por parte de la procuradora de Tlaxcala. Señaló que la titular de esta dependencia trató de impedir que el caso de Karla Romero se hiciera público en los medios de comunicación, amenazando a la familia que si “los periodistas se enteraban de la desaparición” ella no iba poder atender el caso.

“Quiero respuestas, que el gobierno trabaje. No creía todo lo que me decían del gobierno y ahora que estoy viendo tantas cosas, me da asco, me deja un mal sabor de boca (…) Ellos me quisieron intimidar, que si esto lo hacía público, no podían hacer nada con la investigación, pero no veo que trabajen”, expuso.

La actitud tomada por la PGJ de Tlaxcala de no investigar a fondo y limitar las hipótesis de la desaparición a un “capricho” de la menor, preocupa a familiares por el hecho que a esa entidad y concretamente la comunidad de San Pablo del Monte, se le ubica como la ruta de la trata.

San Pablo del Monte integra la ruta de la trata

De acuerdo con Miriam Pascual, integrante del Grupo Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social, la región de San Pablo del Monte se ha posicionado como la “base en la trata de blancas”. Añadió que por lo menos desde 2009 se ha registrado una cifra elevada de niñas y jóvenes de la comunidad que fueron desaparecidas y sometidas a explotación sexual.

Señaló que el caso de Karla Romero no puede verse como un hecho aislado ya que desde diciembre se ha presentado un repunte en la desaparición de niñas y jóvenes, así como de feminicidios en esta comunidad indígena de Tlaxcala.

“San Pablo del Monte es una comunidad que desde 2009 ha sido reportada como un corredor de la trata de personas, en donde hay una cifra elevada de desaparición de niñas y mujeres que en diversos operativos han sido rescatadas, víctimas de explotación sexual, de trata de personas, en los estados de Jalisco, Michoacán.

12647634_1089654274407738_605932068_n

“El caso de Karla no es un caso aislado, como el de miles de niñas desaparecidas en el país. En este caso la Procuraduría omite ejercer obligaciones que están en los estándares internacionales para la búsqueda de personas desaparecidas, y sobre todo de niñas”, señaló.

Sobre la negativa para activar la Alerta Amber, Miriam Pascual informó que esta herramienta debió ponerse en marcha luego de las 72 horas de la denuncia de desaparición. En casos de esta índole, dijo, los primero tres días resultan fundamentales para la localización con vida de las personas desaparecidas.

“Karla Romero tiene la edad de 11 años, lo cual obliga a la autoridad activar la Alerta Amber durante las primeras 72 horas que se consideran, como protocolo internacional, las más importantes para la búsqueda con vida y localización de una persona desaparecida.

“La Procuraduría negó la activación de esta alerta, limitándose inclusive a ni siquiera investigar mediante una averiguación previa, sólo emitió una acta circunstanciada, que quiere decir esto: una especie de constancia de hechos en la que no obliga a la Procuraduría realizar diligencias de investigación”, puntualizó.

La defensora hizo mención de algunas graves omisiones que ha realizado la PGJ de Tlaxcala en torno a la investigación. Dijo que las autoridades no han solicitado la ubicación geo satelital del teléfono celular de Karla Romero. Reiteró que la posición negligente de las autoridades pone en peligro a la menor, sobre todo ante los señalamientos que la ubican como víctima de trata.

“La niña Karla Romero el día de su desaparición portaba un teléfono celular, cuyo número la señora Olga proporcionó a la Procuraduría para pedir una sábana de llamada y ubicar la geolocalización del dispositivo, diligencia que no se ha realizado. Karla Romero desapareció en una comunidad en donde los últimos tres meses han desaparecido una niña por mes, y en donde el mes pasado, el 5 de enero, desapareció una joven de 20 años, que fue encontrada el 11 de enero víctima de feminicidio con huellas de tortura.

“Entonces estamos en un contexto en el que las obligaciones de la PGJ Tlaxcala han sido omisas, sobre todo cuando han habido pistas de que la niña Karla es posiblemente víctima de trata”, dijo.

Pascual destacó que las líneas de investigación planteadas por la PGJ de Tlaxcala sobre el caso sólo son dos y ninguna tiene que ver con el delito de trata; esta son: “1.- que la niña tenía un novio y se fue con él, por lo que han estado entrevistando a las amigas de la escuela de Karla; y 2.- que Karla sufría violencia familiar y que se fue por su voluntad”.

“Esas son las únicas dos líneas de investigación, sin tomar en cuenta la geolocalización de su teléfono, las llamadas que advierten que está siendo explotada sexualmente en hoteles de la 14 Sur en Puebla, esas líneas la PGJ no las está tomando en cuenta. Pedimos que ante este escenario de omisiones, la PGR atraiga el caso”, expuso.

Por otro lado, Norma Andrade, del Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social responsabilizó al gobierno de Tlaxcala por el delito. Dijo que sus omisiones en las investigaciones la convierten en culpable de la desaparición de la menor.

“Es responsable por no estar llevando las actuaciones que tendrían que hacer en un caso de desaparición de una niña. El decir que se fue con el novio es una tontería (…) Hay presunción de trata porque son demasiados los casos de niñas y todo mundo conoce la problemática que hay en Tlaxcala. Sabemos que se mueven muchos intereses y que la trata es el que da más ganancias al crimen organizado en Tlaxcala (…) Sabemos que los valores de las niñas entre más pequeñas es más alto; estamos hablando de 200 mil euros en promedio”, señaló.


40 días de la desaparición de la niña Karla Romero Tezmol

0 comentarios
40 días de la desaparición de la niña Karla Romero Tezmol

Persiste actuación negligente de PGJ Tlaxcala

Por:  / 29 febrero, 2016
MADRE, DESAPARICIÓN, EDOMEX

(29 de febrero, 2016. Revolución TRESPUNTOCERO).- A más de 40 días de la desaparición de la niña Karla Romero Tezmol, familiares de la menor victima denunciaron la actitud omisa y negligente que persiste por parte de las autoridades del estado de Tlaxcala. Exigieron sean investigados algunos funcionarios que han entorpecido las investigaciones en torno al caso.

Olga Tezmol Juárez, madre de Karla Romero Tezmol, señaló que a más de un mes de la desaparición de su hija, las autoridades han hecho poco para buscarla, por lo que la familia ha tomado esa iniciativa. Lamentó que las autoridades no hagan su trabajo y deleguen su responsabilidad a los familiares.

Cabe recordar que el pasado 5 de febrero, Olga Tezmol denunció la actitud omisa por parte de los funcionarios de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) en torno al caso. Entre otras cosas, evidenció que las autoridades no activaron de manera inmediata la Alerta Amber, además que descartaron totalmente la posibilidad de que la menor sea víctima de trata, argumentando que a lo mejor “se fue con el novio”.

“Son 40 días llenos de deficiencias en la investigación sobre el paradero de Karla Romero, por lo cual la familia ha iniciado una Averiguación Previa en la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas, perteneciente a la Procuraduría General de la República (FEVIMTRA-PGR). Gracias a esta acción, actualmente Karla se cuenta con una alerta de búsqueda a nivel nacional, denominada ‘Has visto a…’, pesar de la desactivación de la Alerta Amber el jueves 18 de febrero”, detalló la Red Retoño que ha acompañado el caso.

En este sentido recalcaron que la región de San Pablo del Monte en Tlaxcala forma parte del corredor de trata más emblemático de la zona. Apuntó que a pesar de este contexto, la PGJ del estado se ha negado a abrir una Averiguación Previa.

“Existen funcionarios públicos que mediante acciones y omisiones han obstaculizado la búsqueda urgente y localización con vida de Karla Romero, por lo cual solicitamos a PGR que se inicien nuevas líneas de investigación sobre las y los funcionarios que han retrasado la investigación en el caso, pues el modus operandi y el patrón de conducta de las redes de trata se sigue manteniendo intocado ante este tipo de actuaciones de la autoridad”, detalló la Red.

Entre las negligencias denunciadas, enfatizaron que las autoridades de Tlaxcala no han realizado un manejo adecuado de los datos e indicios sobre la desaparición y posible localización de la menor de 11 años. Recordaron que a pesar de que han existido llamadas en donde se advierte que la niña es víctima de trata, la PGJ del estado ha demeritado la información.

“Se subestimaron las llamadas telefónicas que recibió la familia (…) En una de las llamadas, de fecha 2 de febrero, le dieron a la familia la ubicación de un hotel en el estado de Puebla, pero no hicieron nada”, acusaron.

Subrayaron que el fenómeno de desaparición, pero sobre todo de trata, ha alcanzado índices muy altos en la región de Tlaxcala. Manifestaron que ante este hecho las autoridades han tratado de invisibilizar la problemática, pues en lugar de abrir averiguaciones previas-como en el caso de Karla- sólo realizan actas circunstanciadas.

“El tema de desaparición de personas, sobre todo mujeres jóvenes en el Estado de Tlaxcala y Puebla, así como la ola de feminicidios, es un tema reciente en medios de comunicación, pero no en la vida de las familias que viven en el corredor Puebla-Tlaxcala.

“El caso de Karla Romero Tezmol no es un hecho aislado, representa el peregrinar institucional de las familias de desaparecidas, la impunidad, las deficiencias en las investigaciones, y la falta de capacidad de servidores públicos para desempeñar sus cargos con apego a los derechos humanos, la debida diligencia, y constitucionalidad”, aseguraron.

Destacaron que dentro del contexto de desapariciones se presenta un patrón en las victimas, pues en su gran mayoría son mujeres y menores de edad; además que los principales lugares en donde se reporta la desaparición de mujeres es Tenancingo y San Pablo del Monte.

“Tlaxcala tiene un común denominador: en la mayoría de los casos de desaparición, las víctimas son mujeres y menores de edad (…) La mayoría de tratantes de personas, -principalmente con fines de explotación sexual -precisamente se ha señalado que son originarios de Tenancingo y San Pablo del Monte ubicados en el Estado de Tlaxcala, algo que las autoridades han minimizado”, dijeron.

Lamentaron que a pesar de los indicios, las autoridades no le han dado relevancia al tema. Sobre todo, dijeron: “siendo un foco rojo en tráfico de personas, desaparición y trata de personas, Tlaxcala no cuenta con servidores públicos capacitados en atención a víctimas e investigación de delitos vinculados con la delincuencia organizada y violencia contra niñas y mujeres. No cuenta con una fiscalía especializada en temas referentes a desaparición, trata, ni con protocolos de búsqueda urgente y localización con vida”.

Ante este escenario, las organizaciones que acompañan el caso, así como familiares de Karla Romero Tezmol, llamaron a todo aquel que ha sufrido la actitud omisa de la PGJ de Tlaxcala a sumarse a la lucha, y a alzar la voz.

“Convocamos a familias de desaparecidas y desaparecidos que han vivido la negligencia del Gobierno del Estado de Tlaxcala y su Procuraduría, a romper el silencio, denunciar públicamente y organizarse para combatir la impunidad, y defender la memoria de nuestras desaparecidas y desaparecidos.

“Solicitamos a PGR se inicien líneas de investigación sobre servidores públicos que han obstaculizado las investigaciones en el caso de Karla Romero Tezmol, pues el hecho de que continúen en la impunidad genera una situación de riesgo para futuros casos de desaparición y trata de personas”, destacaron.

Por ultimo pidieron a la Comisión de Derechos humanos de Tlaxcala se posicione sobre el tema y emita recomendaciones para salvaguardar los derechos de las familia de Karla romero, así como vincular este caso con otro más en donde se vislumbre la inacción de las autoridades.

A 40 días de la desaparición de la niña Karla Romero Tezmol, persiste actuación negligente de PGJ Tlaxcala